Ediciones Alfabia → Libros → Tony Pagoda y sus amigos
COMPÁRTELO

Tony Pagoda y sus amigos

PAOLO SORRENTINO
Prólogo de Eduardo Chapero-Jackson

Cuando el viejo llora, ya no recuerda por qué llora. Cuando el niño llora, lo hace porque anhela momentos elevados que no recordará. La vida es una invención un tanto jodida. Nos depositan aquí abajo para que interactuemos. Para que nuestro corazón se desboque en con­tacto con fulano, mengano, y también con el ocaso y después, puf, todo se desvanezca en los recovecos del olvido. Entonces uno inven­ta lo que sea para autoengañarse. Se le llama entrenamiento para la desesperación. La actitud del miserable: ennoblecer el residuo, transmitir lo intransmisible. La humanidad es miserable. No hay discusión posible sobre este asunto. Y aun así, todavía no se ha inventado nada mejor. Porque, cuando uno se estremece, se estremece. Las emociones no tienen sentido. Se suman entre ellas, incongruentes, por acumulación. Componen la vida como una lista de la compra. Y este, en esencia, es su sentido.

Tony Pagoda es un famoso cantante retirado que, a sus setenta años de edad, decide ponerse a escribir acerca de sus diversos amigos. Personajes famosos y anónimos pueblan este libro, desde amigos de la infancia hasta celebridades italianas como la actriz Carmen Russo o el mago Silvan. Cada relato es una oportunidad perfecta para demostrar la co­piosa moral del absurdo que se ha convertido en un rasgo inconfundible del estilo de Sorrentino. Tony Pagoda no teme las carcajadas, no teme las lágrimas, no teme el desprecio y la tomadura de pelo. A través de una prosa frenética que ha sido comparada con Céline y Carlo Emilio Gadda, el lector redescubrirá al ser humano desde una perspectiva insólita. No en vano, Tony Pagoda, personaje afín al Falstaff de Shakespeare, ha sido considerado por la crítica literaria italiana como un intérprete formidable de nuestro tiempo, capaz de emocionarnos, de hacernos reír y, sobre todo, de obligarnos a reflexionar sobre lo que somos.

Comentarios

Tony Pagoda es el más grande personaje de la literatura italiana contemporánea

Corriere della Sera