Ediciones Alfabia → Libros → Euskadi Sioux

Euskadi Sioux

Lourdes Iglesias

Nueva York, la gran Nueva York se imponía y le hacía sentirse insignificante mientras descendía por la 57. Peor era regresar a Eibar y acabar mutilado, o con un tiro en la cabeza en el maletero de un coche. Pasó junto al Hard Rock Café en la esquina suroeste de Central Park y llegó a la Art Student League. Era una escuela relativamente pequeña, pero el aula de su curso tenía espacio suficiente para una docena de alumnos. Roni cruzó la sala, apenas saludó con un movimiento de cabeza a los compañeros que ya estaban trabajando en sus proyectos y llegó a su sitio. Se había instalado al fondo del aula. Hacía frío allí dentro y se sentó frente a su lienzo sin quitarse la capa. Se perdió en la imagen abstracta que tenía frente a él, formada por trazos afilados que creaban puntos de escape hacia diferentes zonas del plano. No tenía ganas de pintar, estaba nervioso, pensaba en otra cosa. ¿Qué podía hacer? A través de los trazos se podía entreleer: «El arte de la fuga.

A raíz de un desmayo producido por su enfermedad terminal, Teodoro del Pozo, un policía de narcóticos retirado en Extremadura, recibe la visita fugaz de un hombre que quiere recompensarlo por haber salvado su vida años atrás. Teodoro no se acuerda de él, pero ese hombre, que se presenta como un indio Soñador del Trueno, insiste en que conoce la manera de aplazar su muerte. Esta revelación concede al expolicía un último caso. De la mano de una mujer interesada en descubrir la desaparición del Soñador del Trueno, Teodoro se introduce en las ceremonias visionarias que practicaban los indios sioux en las llanuras americanas. Paralelamente, en este libro para aprender chino, asistimos al relato de la juventud de Roni, un muchacho vasco en los años 80; década estimulante y perturbadora en que Euskadi descubría un panorama tanto de libertades como de fanatismo y dolor. El título, Euskadi Sioux, remite al fanzine de vanguardia que agitó la escena cultural vasca de los 80, nexo de artistas como Vicente Ameztoy, Juan Carlos Eguillor o Iván Zulueta. En esta novela, áspera y contundente, Lourdes Iglesias ofrece un completo fresco de tragedias humanas.

Comentarios

Una escritora que domina la sujeción necesaria en la construcción literaria del misterio.

El País

Web de la autora